Un imprescindible en la recolección de la aceituna: la vara

En Comercial Lerma estamos ya inmersos en la campaña de recolección de la aceituna. Muchos de nuestros clientes llevan semanas pasando por nuestro establecimiento para aprovisionarse de toda la maquinaria y elementos necesarios para la campaña: vibradoras, sopladoras, lienzos, rastrillos, chalecos, guantes, gafas y protectores de orejas, entre otras muchas cosas.

Y, por supuesto, uno de los imprescindibles de esta campaña volverá a ser la vara, para ayudar a las vibradoras de mano o de tractor a derribar las aceitunas con más rapidez y facilidad. Ya sabéis que nosotros siempre os ofrecemos lo más práctico y útil para el campo y jardinería, por lo que hemos apostado por las varas de la casa Varoli, toda una garantía para este tipo de trabajos.

En la invención y desarrollo de la vara Varoli del producto intervinieron la experiencia industrial en el mundo de los composites tubulares, único en España; los ingenieros agrónomos que estudiaron el producto y cómo mejorar los sistemas existentes de recolección de la aceitunas; además de los agricultores que ofreciendo sus fincas y en plena campaña aportaron su experiencia.

El resultado es una vara de vareo con una ligereza, flexibilidad y robustez inigualables En este tipo de varas se indica, con la ayuda de una marca, la zona de máxima resistencia. Además, consta de un punta compacta en fibra.

Se trata, por lo tanto de una herramienta ergonómica. Su flexión absorbe los impactos sin llegar al usuario, su ligereza y equilibrio le hacen ser mucho más cómoda aumentando la productividad y su robustez le hace fácilmente amortizable.

De hecho, todas las varas de fibra de importación que se han introducido en el mercado en los últimos años no han aportado ninguna mejora, intentan copiar sin conseguirlo lo que Ibérica de Estratificados invirtió en  dos años de investigación.

Las medidas de las varias son muy variadas, para adaptarse a todas las necesidades. Disponéis de 1,85 – 2,10 – 2,30 – 2,50 – 2,75 – 3,0 – 3,15 – 3,50 y 4 metros. Asimismo, se disponen de otras medidas bajo demanda. Por otra parte, según la variedad del olivo, existen dos diámetros en la punta que se adaptaran a sus necesidades: punta fina con un diámetro de 22 milímetros y punta gruesa con un diámetro 32 milímetros.

Una vez conocidas todas estas características, aún podemos explicaros algunos datos para convenceros de que debéis elegir Varoli como vara recolectora. Posee un menor peso, con hasta un 23% menos que otras marcas. Y es más equilibrada, ya que se necesita un menor esfuerzo para su uso. Por otra parte, dispone de más vibración, ya que se ha apostado por la ergonomía.

El impacto de la vara con el olivo pasa al cuerpo por las manos y puede producir lesiones. En otras marcas, por su rigidez, el impacto coincide con la dirección longitudinal de la vara, por lo que los golpes no son amortiguados. Sin embargo, con Varoli, la vara vibra fácilmente, absorbiendo el efecto de impacto.

Ahora que ya sabes las cualidades de las varas que os ofrecemos, ¿qué os parece? Estad seguros de que es una gran apuesta de cara a la próxima campaña, que está a punto de empezar.

En el próximo post os hablaremos precisamente de la importancia de la prevención de riesgos laborales en la campaña de recolección. ¡Seguro que hay muchas cosas que desconocíais y que os vendrá muy bien saber!

¡Os esperamos en el próximo post!

#ComercialLerma