Prepárate para combatir al prays del olivo

Aquellos que llevamos años dedicados al olivar ya estamos acostumbrados a luchar contra uno de los enemigos más comunes de la aceituna: el conocido como prays del olivo.

Este insecto, que viene complicándonos la existencia desde tiempos de los romanos, pasa por varias generaciones a lo largo de su vida en las cuales se alimenta de diferentes partes del olivo, y por ello hay que tenerlo muy en cuenta a la hora de planificar la fumigación:

Generación filófaga: el prays se presenta como oruga, y se refugia en las hojas del olivo para pasar el invierno y convertirse finalmente en crisálida.

Generación antófaga: las mariposas adultas que salen de la crisálida ponen sus huevos en el botón floral, aún sin abrir y las orugas resultantes devoran la flor desde el interior. En este punto, es recomendable realizar una fumigación cuando observemos que la floración se encuentra entre el 20% y el 40%, para evitar el desarrollo de la tercera generación.

Generación carpógaga: es la más peligrosa, ya que el prays pone sus huevos en el cáliz de la flor y la larva crece posteriormente en el mismo hueso de la aceituna, creando una galería cuando éste ya está formado y provocando la pérdida de buena parte de la cosecha.

Para llevar a cabo la curación del olivar y mantener a raya al temido prays, cuentas con diferentes accesorios que te facilitarán la tarea: desde mochilas pulverizadoras o nebulizadoras hasta equipos de fumigación de gran capacidad. Elegir uno u otro dependerá tanto de la extensión de tu olivar como de la prisa que tengas por llevar a cabo la fumigación.

Si tienes dudas, recuerda que puedes consultarnos en nuestra tienda de maquinaria en Jaén (C/ Escañuela, 7 P.I. de Los Olivares, Jaén), a través del teléfono 953 22 71 51 o del correo electrónico info@comerciallerma.es.