La motoazada, la mejor aliada para jardinería y huertos

Estamos en una época idónea para realizar trabajos en el jardín y en los huertos. Y para ayudarnos en las labores tenemos disponibles las motoazadas, siempre aliadas en los trabajos agrícolas.

La motoazada es una herramienta muy práctica y hasta podemos decir que en las versiones de bajas capacidades, muy portátiles. Es una herramienta que permite gracias a sus aperos, realizar casi cualquier tarea al labrar la tierra, aunque eso sí, en proporciones pequeñas. Existen referencias que se pueden manejar desde 10 m2 hasta casi los 1000 m2. Este equipo viene alimentado por gasolina o puede ser eléctrica. Tienen un buen ancho de trabajo pero profundidades pequeñas y medias. No son propulsadas por ruedas, el avance lo hacen por las mismas fresas o cuchillas. A veces tienen una rueda como punto de apoyo pero no funciona como eje propulsor motriz.

Esta maquinaria es ideal para trabajos en los que no existe prisa para terminar y se puede realizar la labor en diferentes horas. Además, está indicada para el caso de que el terreno sea llano y es una extensión no muy grande. Asimismo, no se requieren aperos adiciones o accesorios adicionales para trabajar.

En estos casos, una motoazada hará que el trabajo discurra bien y te costará mucho menos que invertir en una gran máquina cuando tu trabajo es sólo de un poco de jardinería o de agricultura en terrenos de poca extensión, como huertos.

En cambio, si la extensión de terreno es más amplia, con tierra sin absoluta preparación, este es empinado y escarpado y necesitas un trabajo constante ininterrumpido y rápido, es mejor que te decantes por un motocultor, del que te hablaremos en siguientes artículos.

¿Estás preparando la tierra estos días? Ya sabes que puedes preguntarnos por cualquier maquinaria o apero que necesites.

#ComercialLerma