En primavera, aplicación de productos fitosanitarios para luchar contra las plagas

Además de la poda y la aplicación de los nutrientes necesarios  en esta época para el olivar, los agricultores están dedicando estos meses a mantener sus explotaciones oleícolas a raya de plagas y enfermedades.

Por ello, estas semanas visitan el campo con el fin de realizar el tratamiento de inicio o preparatorio, es decir, el primer tratamiento fitosanitario que se realiza el olivar después de haber recolectado la aceituna. El objetivo es, desde ya, prepararlo para la próxima cosecha porque esta no dependerá solo de la lluvia o las temperaturas, sino también de los cuidados que cada agricultor conceda a su olivar. De hecho, los trabajos en primavera son esenciales para tener una buena cosecha tanto en calidad como en cantidad.

Lo más próximo es la floración del árbol, por lo que los tratamientos de fitosanitarios que se apliquen ahora deben ir encaminados a conseguir que sea la correcta. Por ello, se empieza en estas fechas, al acabar la campaña, y se prolonga durante el mes de marzo, dependiendo de la zona y el estado del olivar.

Es importante que, entre otras sustancias, los tratamientos que se aporten contengan, principalmente, cobre con el fin de prevenir que las hojas puedan sufrir hongos y porque ha ido perdiendo este componente debido a la época fría. Si el olivo no contiene suficiente cobre, cabe la posibilidad, además, de que se vea afectado por la enfermedad del repilo. Es recomendable que el tratamiento se aplique mediante pulverización foliar mojando tanto el envés como el revés de todas las hojas del olivo.

En abril y mayo llegará una segunda fase de aplicación de fitosanitarios, en este caso para evitar que el prays devore la flor del olivo, evitando de esta forma que se transforme en fruto. De hecho, tiene que realizarse cuando la flor esté algo abierta, para que el tratamiento dure hasta que se produzca el cuajado de la flor. La cantidad que debe aportarse es menos que la aplicada en marzo. Pero de esto os hablaremos más adelante en nuestro blog.

También esta época es propicia para realizar la fumigación no solo en el olivar, sino también en jardines. Tras el letargo del inverno, llega el momento de cuidar de ellos y revitalizarlos, de forma que lleguen a la primavera en plenitud.

En Comercial Lerma podéis encontrar todo tipo de accesorios de fumigación, tanto en en tienda como online. ¡Pregúntanos y estaremos encantados de atenderte!

¿Cómo llevas tú los trabajos de aplicación de fitosanitarios? ¡Cuéntanos!

#ComercialLerma