¿Cómo cuidamos nuestro huerto en primavera?

¿Tienes la suerte de disponer de un huerto propio en el que cultivar tus productos? Entonces, sabrás que esta época es muy importante porque es en la primavera cuando el huerto empieza a despertar, después de las bajas temperaturas de invierno.

Es el momento idóneo para fertilizar la tierra, pero también para plantar semillas de hortalizas como el calabacín, los guisantes, las habas, las judías verdes, espinacas y el brócoli. También es el momento para la siembra de acelgas, pepinos, pimientos, tomates, rábanos o zanahorias, así como los puerros y el apio. Igual ocurre con frutas como el melón.

Sin embargo, antes de realizar la siembra, hay que preparar la tierra. Le aportaremos mantillo para mejorar la estructura de la tierra del huerto. A ello sumaremos un correcto abonado, ideal para que la tierra se encuentre en perfecto estado. Y no debemos olvidar que es necesario airear la tierra en todo este proceso.

En estas labores es recomendable el uso de la motoazada, una máquina que permite realizar el mantenimiento periódico y labores, como la preparación del suelo antes de sembrar, la apertura de surcos para plantar flores, plantas y hortalizas, y otras operaciones como la aireación de la tierra y la limpieza de los bordes.

Algunos consejos que podemos darte para estos momentos son:

Hortalizas

  1. – Preparación de los suelos para sembrar
  2. – Deshacerte de las malas hierbas en el huerto
  3. – Sembrar las hortalizas tempranas

 

 

Plantas aromáticas

  • – Poda de los arbustos
  • – Sembrar bajo cristal y plantar en el exterior las plantas que sean más fuertes contra el frío

Árboles frutales

  • – Proteger las flores del frío de las heladas de las noches
  • – Plantación de árboles frutales
  • – Realización de injertos de árboles como cerezos, perales y manzanos
  • – Últimas podas que aún no se han hecho

Teniendo en cuenta estos consejos, estamos seguros de que tendrás un huerto lleno de frutas y verduras. ¡A disfrutar de ellas!

#ComercialLerma