Al tajo, siempre cumpliendo las normas para evitar accidentes

Evitar accidentes laborales en el tajo es fundamental para que la campaña de recolección de la aceituna se pueda desarrollar de la forma más favorable posible. Y para ello, es imprescindible la prevención de riesgos laborales.

Hoy en nuestro blog, conscientes de la importancia de adoptar todas las medidas necesarias para evitar cualquier tipo de contratiempo o accidente en el campo, os queremos hablar de las medidas que podéis adoptar para prevenirlos.

Por un lado, por vuestra propia seguridad. Y, por otro, porque es un deber cumplir con los preceptos que marca la ley de riesgos laborales, de obligado cumplimiento en todos los sectores agrarios. El mal uso de los útiles provoca a menudo que esta actividad provoque graves riesgos y peligros para la salud de los trabajadores.

Así, puede haber riesgos derivados por las condiciones climáticas y también por el uso de las herramientas, que es en donde más podemos incidir. La ley establece como obligatorio el uso de guantes, gafas de protección y calzado de seguridad tipo bota para la realización de la recolección de la aceituna. Así, para el soleo, se recomiendan rodilleras plastificadas y guantes. Y en el caso de la sopladora o vibradora, el uso de protecciones individuales como fajas para amortiguar el peso en la cintura, así como tapones o cascos para las orejas.

Todo ello para evitar riesgos como:

– Cortes y pinchazos con ramas y hojas

– Golpes en la cara por retroceso de ramas

– Proyección de frutos y partículas en cara y ojos

– Caídas y torceduras en tobillos (esguinces)

– Fatigas y problemas músculo-esqueléticos agravados por bajas temperaturas

– Posturas forzadas con extensión del cuello o brazos por encima de los hombros

En el caso del uso de varas, nuestra marca Varoli recomienda respetar la zona de trabajo de la vara para conseguir al máximo los impactos amortiguados. Este trabajo exige introducirse dentro del árbol siendo frecuentes los pinchazos y proyecciones de partículas.

Además, debido a los esfuerzos en espalda, brazos y articulaciones de codos y muñecas se producen con frecuencia dolores musculo-esqueléticos debido a que los brazos se mantienen por encima de los hombros. La mejor forma de prevenirlos es:

– Apoyar firmemente los pies

– No doblar la espalda hacia atrás

– Evitar el giro del tronco

– Utilizar la vara más corta posible en función de la zona a varear

– Varee en diferentes zonas del olivar evitando las labores repetitivas

– Realizar micropausas

Si hablamos de la utilización de maquinaria pesada, como los tractores, es imprescindible tener en cuenta algunos requisitos para evitar accidentes:

  • – Llevar un extintor de nieve carbónica o polvo ABCE.
  • – Seguir las instrucciones de seguridad dadas por el fabricante.
  • – Quitar las llaves del contacto cuando el tractor no vaya a ser utilizado.
  • – Mantenimiento adecuado del tractor.
  • – Asegurarse de que el operario está formado para cada tipo de trabajo.
  • – Mantener a los niños alejados de la maquinaría agrícola.
  • – Nunca llevar pasajeros, a no ser que exista un segundo asiento.

Como medidas de protección y prevención, lo mejor para el caso de vuelco, que además garantiza un espacio vital al conductor, es la estructura de protección homologada, cuya normativa actual la exige prácticamente a la totalidad de tractores agrícolas. Estas estructuras se clasifican en:

– Arcos

  • – Cuadros o bastidores.

– Cabinas: protegen además al tractorista de las condiciones climáticas, ruidos, polvo, etc.

Siguiendo estas pautas, la seguridad en el tajo será mucho más eficiente y se podrán evitar los accidentes laborales.

¿Qué piensas de nuestros consejos? ¿Hay algo que no realices durante el trabajo?

¡Cuéntanoslo!

#ComercialLerma