Todo sobre vareadoras y sus tipos

Hace poco te escribimos un artículo en nuestro blog sobre las ventajas de usar una vareadora a la hora de recoger la aceituna del olivo, pero queríamos dedicar un artículo entero para explicar los tipos de vareadoras y sus diferencias.

Distinguimos dos tipos: las vareadoras de peine o de varilla, y los vibradores o vareadores de gancho.

Vareadoras de peine

2_cosechadores_electromecanicos_campagnola_1467733464

Con un cabezal con forma de peine que se introduce entre las hojas y ramas, su función es la de agitar y golpear ligeramente los extremos de las ramas, al más puro estilo tradicional, para que caigan las aceitunas.

  • Motor: puede ser eléctrico o de gasolina
  • Empuñadura: normalmente ergonómicas y suaves al tacto (¡o al menos es lo más ideal, las nuestras son así!)
  • Vara: es lo que permite conectar el motor al cabezal para transmitirle el movimiento. Suelen ser telescópicas y medir en torno a los 3 metros.
  • Cabezal: donde van situadas las varillas, y que suelen ser reclinables para permitir un trabajo más eficaz.
  • Varillas: son las que se encargan de agitar las ramas. Realizadas en fibra de carbono para una mayor resistencia y un menor daño a las ramas del olivo.

Un buen ejemplo de esta es nuestra vareadora Hercules 550 de la marca Campagnola, la más ligera del mercado, la cual incorpora en el pack:

  • Cabezal
  • Motor profesional
  • Pértiga de 170 cm en carbono
  • Batería LIPO 550 (7-8 horas de autonomía)

Vibradores

Estos no varean el olivo, sino que aplican vibraciones directamente a las ramas con las que consiguen hacer caer las aceitunas.

  • Motor: puede ser eléctrico o de gasolina
  • Empuñadura: no sólo se busca que sea ergonómica, sino que esté hecha de un buen material para que absorba las vibraciones, gracias también a los amortiguadores.
  • Vara: al igual que en las de peine, conecta, en este caso, el gancho con el motor para hacer llegar las vibraciones al olivo.
  • Gancho: ¡lo más importante! Es la pieza que abraza al olivo para transmitirle las vibraciones, recubiertas de goma para no hacer daño al olivo.

En este aspecto, te recomendamos el vibrador TORO EVOLUZIONE de Campagnola, con un potente motor a gasolina de 52,5 cc. ¡Toda una máquina como puedes ver en el vídeo!

Como habéis visto, existen 2 tipos de motores, eléctrico y de gasolina, que dependerán de cada vareadora y del uso que le vayas a dar. Los eléctricos, además, pueden ser:

  • Con batería de automoción: una batería del coche conectada a la vareadora.
  • Con acumulador: de entre 7 y 12 horas de autonomía, se cargan en la red con un cargador especial.

Eso sí, si usas este último, el acumulador, ¡usa un arnés para cansarte menos!